LOS LUGARES SAGRADOS
La revelación divina del Islam nos enseña que Dios ha derramado Su bendición sobre unos lugares geográficos en el mundo. Estos lugares son tres: La Meca, Medina y Jerusalén. Cada una de estas ciudades ostenta una serie de particularidades que Dios les ha concedido y, además, ostentan un rango y una consideración en la historia de la religión del Islam y de la comunidad musulmana.
LA MECA (makkah) (مَـكَّـة)
     La ciudad de La Meca fue elegida por Dios desde tiempos inmemoriales para establecer allí su primer templo de adoración. Dice el Corán: "El primer templo [de adoración] que fue establecido para los seres humanos es el de Bakkah (Meca), como bendición y guía para todas las criaturas" (Corán, 3:96). 
    Además, Dios ha establecido como uno de los pilares del Islam la peregrinación a La Meca y la práctica de uan serie de rituales que se realizan tanto en la propia ciudad como en sus alrededores, como Minà, el monte 'Arafât, Muzdalifah...
LA MEZQUITA SAGRADA DE LA MECA (almasÿid alharâm) (الـمَـسْـجِـد الـحَـرَام)
MECA 1880
MECA 1880

press to zoom
MECA 1880
MECA 1880

press to zoom
1/1
MECA 1910
MECA 1910

press to zoom
MECA 1910
MECA 1910

press to zoom
1/1
MECA 1937
MECA 1937

press to zoom
MECA 1937
MECA 1937

press to zoom
1/1
meca 3
meca 3

press to zoom
meca 3
meca 3

press to zoom
1/1

press to zoom

press to zoom
1/1
Imágenes de la mezquita sagrada de La Meca en la actualidad

press to zoom

press to zoom
1/1

press to zoom

press to zoom
1/1
LA KAHABA (alka'bah) (الـكَـعْـبَـة)

press to zoom

press to zoom
1/1
La Cahaba es el archiconocido edificio cúbico cubierto con un manto negro e inscripciones doradas de versículos del Corán que se encuentra situada en el centro del recinto sagrado de la mezquita de La Meca.
La imagen de la derecha es un montaje gráfico que nos muestra el interior de la Cahaba. Como se puede apreciar, no hay nada a destacar en su interior, más allá de las tres columnas de madera y algunos elementos decorativos tradicionales. En la época preislámica, este receptáculo albergaba las estatuas de los dioses más distinguidos de los idólatras mequíes.

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/2

press to zoom

press to zoom
1/1
Antiguamente, antes incluso de la llegada del Islam, la Cahaba tenía dos puertas de acceso: la actual y otra que se encuentra en la parte posterior a la entrada actual. Se nos ha transmitido en un relato fidedigno, que el profeta Muhammad comentó que le hubiese gustado reconstruir la Cahaba al modo original al que la construyó el profeta Abrahán: dos puertas a nivel del suelo, una para entrar y otra para salir. En la imagen puede apreciarse la señal circular que indica la puerta que antiguamente existía y que se tapió.

press to zoom

press to zoom
1/1
    En la esquina izquierda de la puerta de acceso a la Cahaba, se encuentra lo que se conoce como la piedra negra. Existe diversas teorías sobre el origen de esta piedra. Lo cierto es que esta piedra fue colocada por el profeta Muhammad en el lugar que se encuentra actualmente. Según las crónicas, cuando las tribus de La Meca terminaron de reconstruir la Cahaba, discutieron entre ellas por ver quién tenía el honor de colocar la piedra negra en su lugar. Como no se pusieron de acuerdo, se comprometieron a que la piedra la pondría el primero en aparecer al recinto sagrado. Entonces, quien allí apareció fue el profeta Muhammad que, finalmente, fue quien colocó la piedra negra en su lugar.

/

MEDINA (madînah) (مَـدِيـنَـة)
Cuando el profeta Muhammad llegó a la ciudad de Yazrib al realizar la Hégira o migración de La Meca a Medina, lo primero que hizo fue construir la mezquita. La mezquita devino el centro neurálgico de la sociedad musulmana, no sólo porque era el lugar en el que realizaban las cinco oraciones obligatorias diarias y la oración colectiva del viernes, sino porque el Profeta recibía a todas las personas en la mezquita y resolvía muchos de sus problemas y cuetiones.

press to zoom

press to zoom
1/1
VISTA AÉREA DE LA MEZQUITA DEL PROFETA

press to zoom

press to zoom
1/1

press to zoom

press to zoom
1/1
INTERIOR DE LA MEZQUITA DEL PROFETA

press to zoom

press to zoom
1/1

press to zoom

press to zoom
1/1
LA CÚPULA VERDE

press to zoom

press to zoom
1/1
Una de las partes más destacadas de la mezquita del profeta Muhammad es lo que se conoce la cúpula verde (alqubbah aljadrâ') (القُـبَّـة الخَـضْـرَاء), pues bajo ella se encuentra su tumba.
El Profeta murió en su propia casa en el regazo de su mujer 'Âishah. Cuando decidieron enterrarle, uno de sus Compañeros dijo que escuchó al Profeta decir, que todos los profetas fueron enterrados en el mismo lugar en el que murieron. Por ello, le enterraron en la propia habitación de su humilde casa que estaba contigua a la mezquita.
EL MIHRÂB O EL LUGAR EN QUE EL PROFETA REALIZABA LA ORACIÓN

press to zoom

press to zoom
1/1
PARTE FRONTAL DE LA TUMBA DEL PROFETA

press to zoom

press to zoom
1/1
JERUSALÉN (baitulmqadis) (بَـيـتُ الـمَـقْـدِسِ)
     Antes de la migración a Medina, Dios agració a su amado profeta Muhammad con el viaje nocturno, llevándole de La Meca a la ciudad de Jerusalén. El Corán se refiere a este hecho del modo siguiente:

press to zoom

press to zoom
1/1
"¡Gloria a Aquel que hizo viajar de noche a Su siervo de la Mezquita Sagrada (almasÿid alharâm) (الـمَسْـجِـد الـحَـرَام) a la Mezquita más Lejana (almasÿid al'aqsà) (الـمَـسْـجِـد الأَقْـصَـى) y cuyos alrededores hemos bendecido para mostrarle parte de Nuestros signos! Él es Omnioyente, el Omnividente". (Capítulo 17, versículo 1).
    Cuando los musulmanes, por orden de Dios, comenzaron a realizar la oración prescrita en La Meca, lo hacían dirigiéndose a la ciudad de Jerusalén. Esta orden prosiguió hasta un año más después de que el Profeta, junto con los creyentes, hubiesen emigrado a la ciudad de Medina. Sin embargo, el Profeta anhelaba que Dios le revelase la orden de dirigirse en sus oraciones hacia la ciudad de Meca, pues sabía -por la revelación- que esta ciudad era la más amada y querida por Dios, ya que había sido el lugar en que se erigió el primer templo del monoteísmo para adorar al Señor. El Corán nos dice: 
    "Vemos (Muhammad) cómo vuelves tu rostros una y otra vez hacia el cielo. Da por hecho que nosotros haremos que vuelvas tu rostro hacia una alquibla que te complazca. Vuelve tu rostro, pues, hacia la Mezquita Sagrada (en La Meca)". (Capítulo 2, versículo 144).
LA EXPLANADA DE LA MEZQUITA
La mezquita de Jerusalán se encuentra en lo que se conoce como la explanada de la mezquita. En este conjunto está, igualmente, la Cúpula de la Roca, una edificación con base hexagonal y rematada por una cúpula dorada. A veces se suele confundir la mezquita de Jerusalén por el edificio de la Cúpula. En la imagen se puede ambos edificios y cuál es cada uno de ellos.

press to zoom

press to zoom
1/1
LA MEZQUITA DE JERUSALÉN

press to zoom

press to zoom
1/1

press to zoom

press to zoom
1/1
INTERIOR DE LA MEZQUITA

press to zoom

press to zoom
1/1

press to zoom

press to zoom
1/1

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/2
LA CÚPULA DE LA ROCA

press to zoom

press to zoom
1/1
La "Cúpula de la Roca" es una hermosa edificación en la que se encuentra el lugar desde que el profeta Muhammad realizó la ascensión a los cielos (mi'râÿ) (مِـعْـرَاج). Desde este lugar, el ángel Gabriel acompañó al profeta del Islam en su viaje por los cielos hasta llegar a los confines del azufaifo (sidrah almuntahà) (سِـدْرَة الـمُـنْـتَـهَـى) en el que el Profeta se encontró con la presencia divina.
Las imágenes inferiores corresponden al interior de la cúpula, donde se aprecia el lugar desde el cuál el profeta Muhammad realizó la ascensión a los cielos y un pequeño oratorio que hay en su interior.

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/2

press to zoom

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/3

press to zoom

press to zoom
1/1